Skip to main content

Cómo fomentar la alimentación saludable en los más pequeños a través del Fast Good

En el mundo acelerado de hoy, cultivar hábitos alimenticios saludables en los más pequeños es esencial para su bienestar a largo plazo. En DO EAT!, exploramos estrategias innovadoras para fomentar la alimentación saludable en los niños a través del emocionante universo del Fast Good.

Descubriremos cómo la combinación de sabores vibrantes, opciones nutritivas y presentaciones creativas puede convertir la hora de la comida en una experiencia emocionante y saludable.  

Hábitos alimenticios saludables en la infancia

El aprendizaje de hábitos saludables a través de Fast Good desde pequeños es fundamental para el buen desarrollo de nuestros niños. A continuación, veremos algunos de los hábitos alimenticios saludables que se pueden inculcar a los niños:

  • Consumir frutas, verduras y cereales integrales a diario. Las frutas y verduras son una buena fuente de vitaminas, minerales y fibra. Los cereales integrales son una buena fuente de fibra y carbohidratos complejos.
  • Limitar el consumo de alimentos procesados, grasas saturadas, azúcares añadidos y sal. Los alimentos procesados suelen ser altos en calorías, grasas saturadas, azúcares añadidos y sal.
  • Comer a horas regulares y en cantidades adecuadas. Comer a horas regulares ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre estables. Comer en cantidades adecuadas ayuda a evitar el sobrepeso y la obesidad.
  • Comer en familia. Comer en familia ayuda a los niños a desarrollar hábitos alimenticios saludables.

La importancia de la diversidad nutricional en Fast Good para niños

La comida rápida puede ser una opción saludable para los niños si se elige adecuadamente. Es importante que los menús de Fast Good ofrezcan una variedad de alimentos saludables, como frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras y grasas saludables.

Una dieta saludable para niños debería incluir una variedad de alimentos de todos los grupos alimenticios. Los niños necesitan una variedad de frutas y verduras para obtener las vitaminas, minerales y fibra que necesitan para crecer y mantenerse sanos. Los cereales integrales son una buena fuente de fibra y carbohidratos complejos, que proporcionan energía a los niños.

Las proteínas magras, como el pollo, el pescado y las legumbres, son importantes para el crecimiento y el desarrollo muscular. Las grasas saludables, como las que se encuentran en los frutos secos, las semillas y el aceite de oliva, son importantes para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso.

Estos son unos ejemplos de comida rápida para niños, pero en tus manos está aplicarlos diariamente en las diferentes recetas y menús para que sea equilibrado.

Snacks saludables disponibles en el Fast Good

Los snacks saludables disponibles en el Fast Good son una forma fácil de que los niños consuman frutas, verduras y otros alimentos nutritivos entre comidas. Algunos ejemplos de snacks saludables disponibles en el Fast Good son:

  • Frutas frescas: Las frutas frescas son una buena fuente de vitaminas, minerales y fibra. Son una opción saludable y refrescante para los niños.
  • Verduras crudas o encurtidas: Las verduras crudas o encurtidas son una buena fuente de vitaminas, minerales y fibra. Son una opción crujiente y sabrosa para los niños.
  • Frutas secas sin sal: Las frutas secas sin sal son una buena fuente de vitaminas, minerales y fibra. Son una opción portátil y fácil de comer para los niños.
  • Semillas: Las semillas son una buena fuente de proteínas, fibra y grasas saludables. Son una opción crujiente y sabrosa para los niños.
  • Yogurt natural: El yogurt natural es una buena fuente de proteínas, calcio y probióticos. Es una opción cremosa y refrescante para los niños.
  • Queso fresco: El queso fresco es una buena fuente de proteínas, calcio y fósforo. Es una opción cremosa y sabrosa para los niños.

Menús basados en ingredientes frescos y no procesados

Los menús basados en ingredientes frescos y no procesados son la mejor opción para los niños. Estos menús suelen ser más nutritivos y tienen un menor contenido de grasas, azúcares y sal. Algunos ejemplos de menús basados en ingredientes frescos y no procesados son:

  • Ensalada de frutas y verduras con yogur natural: Esta ensalada es una buena fuente de vitaminas, minerales, fibra y proteínas.
  • Sándwich de pan integral con pavo, queso y verduras: Este sándwich es una buena fuente de proteínas, fibra y vitaminas.
  • Pasta con salsa de tomate y verduras: Esta pasta es una buena fuente de carbohidratos, fibra y vitaminas.
  • Arroz integral con pollo a la plancha: Este arroz es una buena fuente de carbohidratos, fibra y proteínas.

Lo importantes es que desde pequeños les inculques este tipo de alimentación de snacks para que sus sabores les resulten familiares desde pequeño y para ello vamos a ver cómo aplicarlo: 

Estrategias para enseñar nutrición a los más pequeños

Enseñar a los niños sobre nutrición desde una edad temprana es importante para ayudarlos a desarrollar hábitos alimenticios saludables que les durarán toda la vida. Algunos de ellos son:

  • Haz que la comida sea divertida y atractiva. Los niños son más propensos a probar nuevos alimentos si están involucrados en el proceso de preparación y consumo de alimentos. Deja que tus hijos ayuden a elegir los alimentos, preparar las comidas y decorar los platos.
  • Evita el etiquetado negativo. No le digas a tus hijos que los alimentos son «malos» o «malos para ti». Esto solo los hará quererlos más. En su lugar, céntrate en los alimentos que son «buenos» y «saludables».
  • Haz que la comida sea accesible. Asegúrate de tener siempre frutas, verduras y otros alimentos saludables a mano para que los niños puedan agarrarlos cuando tengan hambre.
  • Sé un buen modelo a seguir. Los niños aprenden observando a los adultos que los rodean. Si quieres que tus hijos coman de forma saludable, asegúrate de que tú también lo hagas.
  • Acude a restaurantes Fast Good. Los restaurantes que ofrecen este tipo de comida te ayudarán a que tus hijos prueben nuevos platos y diferentes preparaciones que luego puedes inculcar en su día a día. Un ejemplo de ellos es DO EAT!
  • Jugar a juegos de alimentos. Hay muchos juegos de alimentos disponibles en el mercado, o puedes crear los tuyos propios. Los juegos de alimentos son una forma divertida de que los niños aprendan sobre los diferentes grupos de alimentos y cómo combinarlos para crear comidas saludables.
  • Visita un mercado o granja local. Lleva a tus hijos a un mercado o granja local para que vean de dónde vienen los alimentos. Esto les ayudará a apreciar el valor de los alimentos frescos y saludables.
  • Cocina con tus hijos. La cocina es una excelente manera de enseñar a los niños sobre nutrición. Deja que tus hijos ayuden a preparar comidas y postres saludables.

Enseñar a los niños sobre nutrición es un proceso continuo. Sé paciente y constante, y tus hijos aprenderán a comer de forma saludable.

Los padres pueden fomentar hábitos alimenticios saludables en sus hijos eligiendo opciones de Fast Good saludables y ofreciéndoles snacks saludables entre comidas. Los menús basados en ingredientes frescos y no procesados son la mejor opción para los niños. De este modo, cuando sean mayores llevarán inculcados unos hábitos saludables que podrán mantener en su residencia de estudiantes si cuentan con un restaurante de comida Fast Good como DO EAT!.

Otras noticias

DO EAT! cierra 2023 con una facturación de 13 millones de euros y prevé aumentar su plantilla en 2024 a 400 trabajadores

¿Cómo afecta la alimentación en los estudiantes universitarios?

DO EAT! potencia su negocio de restauración FastGood ante el auge de las residencias universitarias